Esta guía señala los errores más comunes cometidos cuando uno se alquiler una vivienda.

Muchas personas cuando buscan su nuevo hogar se emocionan tanto que comenten errores de novato. Evita que esto te pase siguiendo estos 10 consejos:

  1. No comprobar con la inmobiliaria quien pagará sus honorarios. Si quiere que la inmobiliaria le encuentre un inmueble, probablemente tendrá que pagar por este servicio.  El coste de este servicio podría ser un precio fijo o un porcentaje del alquiler.
  2. No comprobar si el inmueble esta amueblado o no. Si viene amueblado asegúrese que hay un inventario firmado por el dueño que identifica que muebles se quedarán en la vivienda para su uso.
  3. No comprobar la existencia ni la valoración del certificado de energía; inmuebles con una mejor puntuación tendrán menos costes para Vd.
  4. No tener (y no conservar una copia firmado por el dueña de la vivienda) un contrato de alquiler con los términos y condiciones del contrato.  Pida un contrato de alquiler por escrito, nombrando todo lo que incluye el inmueble para evitar malentendidos más adelante.
  5. No pedir y conservar los recibos de la señal inicial y alquiler mensual. El depósito suele ser la cantidad de uno o dos meses de alquiler; no se puede usar para pagar el alquiler.
  6. No declarar en el contrato de alquiler quien es el responsable de pagar los suministros de la vivienda, los gastos de comunidad, la suma y quien es el responsable de hacer reparaciones menores a la vivienda.
  7. No hacer un inventario preciso al principio y al final de su tenencia. Es una buena idea pedir una inspección del dueño un par de semanas antes de terminar su tenencia. Esto le dará tiempo arreglar cualquier desperfecto y recuperar su señal cuanto antes.
  8.  Cuando se alquile un inmueble con opción de compra, no hacer las inspecciones ni diligencias adecuadas para asegurarse que todo está 100% legal. Recuerde preguntar y negociar el precio de compra de la vivienda. Compruebe si el alquiler que pagará se descontará del precio final. Pedir todo por escrito.
  9. No registrar su contrato de alquiler en el Registro de Propiedades. En caso de reclamación de la posesión por parte de tercero, el derecho de ocupar la vivienda sería público y estaría garantizado.  
  10. Y por último el punto más decisivo es designar a un abogado independiente quien defenderá sus intereses ante la contratación del alquiler o en el supuesto que sea necesario defender sus intereses ante los Tribunales de Justicia.

En Pellicer & Heredia podemos ayudarle a comprar o alquiler su casa de ensueño. Si no se encuentra en España, podemos representarle y hacer todos los trámites en su nombre con poderes especiales para ello