Conozca sus derechos al comprar un vehículo usado


¿Tal vez tenía un defecto oculto ? o ¿El concesionario no ha cumplido con la garantía?

Este artículo tiene el fin de dar alguna información útil sobre sus derechos al comprar un vehículo usado en España .

La ley de Consumidores y Usuarios establece que al comprar un vehículo de segunda mano en un concesionario, el mismo establecimiento vendedor debe ofrecer al comprador una garantía de 1 año.

Al comprar un vehículo de segunda mano de un particular, la ley de protección del consumidor ya no se aplica. Sin embargo, de acuerdo con la organización de consumidores OCU y el artículo 1484 del Código Civil  establece que el período de garantía en las ventas privadas de los vehículos de segunda mano es de seis meses y si tras adquirir un vehículo  de segunda mano comienzan a aparecer averías por defectos ocultos o no mencionados , el vendedor está obligado a repararlos incluso si este mismo no estaba al tanto de dichos defectos. El comprador podrá resolver  el contrato de compraventa, y solicitar que se le devuelva el dinero pagado; podrá optar por solicitar la devolución parcial, equivalente a los defectos ocultos en el vehículo en concepto de daños y perjuicios.

Lo mismo no es aplicable para los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista. El vendedor no será responsable de los defectos que se puedan ser identificados fácilmente por el comprador.

Si el vendedor  no cumple con lo anterior existe la opción de reclamar judicialmente, tendrá que contratar un abogado siendo preceptivo según cuantía del pleito y demostrar que el vehículo le fue vendido de mala fe pues conocía los defectos y no los manifestó al comprador. Los daños existentes tendrán que ser probados, siendo recomendable la declaración escrita de un mecánico cualificado, o la obtención de un informe pericial.

 

Comprar un vehículo en España es seguro. No obstante, es muy recomendable contratar los servicios de profesionales especializados en estos temas.

 

En Pellicer & Heredia Abogados tenemos un equipo de gestores cualificados para la realización de todos los trámites necesarios ante los Organismos de Tráfico correspondientes.